El senderismo es una actividad apasionante que puede convertirse en una experiencia extrema. Sin embargo es una práctica que no todos pueden realizar a la perfección. Puede conllevar a muchos riesgos, entre ellos perderse. Esto puede deberse a la falta de experiencia o la ausencia de un guía. Perderse en el senderismo puede traer otros riesgos como falta de comida, ataques de animales silvestres o venenosos o fenómenos naturales.

Antes de practicar senderismo es importante que tengas una preparación. Si es la primera vez que lo estás haciendo, es importante que cuentes con un buen equipamiento y vayas en compañía de personas con más experiencia. Ellas sabrán qué hacer si te pierdes del senderismo.

Qué medidas tomar si te pierdes haciendo senderismo

Si te pierdes del senderismo lo primero que debes hacer es mantener la calma y no intentar buscar por ti mismo la salida. Trata de quedarte en un solo lugar hasta que algún experto venga por ti.

  • Siempre debes cargar una brújula y un mapa. Hoy en día puedes contar con instrumentos más avanzados como los GPS de montaña. No dejes de aprender a usarlo y llevarlo siempre que vayas a practicar senderismo solo.
  • Ten suficiente agua y alimentos para mantenerte con energía y evitar la deshidratación. Una vianda con refrigerios y una cantimplora te ayudarán a mantenerte en pie.
  • Ten tu celular siempre cargado ya que este te puede salvar en estos casos. Busca un lugar con suficiente cobertura y llama a tus compañeros dándoles las coordenadas del lugar donde estás.
  • Lleva siempre un abrigo y un paraguas pues el clima de montaña puede variar de frío a lluvioso, por ello nunca está de más un suéter y un impermeable.
  • Si se hace de noche, busca un refugio seguro y duerme allí hasta el día siguiente.
  • También es importante que cuentes con un botiquín de primeros auxilios para casos imprevistos y tus medicinas si sufres de alguna patología, aunque en estos casos es más recomendable no practicar senderismo.

El senderismo es una práctica para la cual se debe tener experiencia. Si aún estás empezando debes tomar tus previsiones y practicarlo con personas más experimentadas. Tómate el tiempo de reunir todo el equipamiento necesario y elige un lugar que ya conozcas.

Una vez que adquieras más experiencia, el senderismo se convertirá en una actividad más placentera y sentirás menos miedo de practicarla.