Los perros casi siempre forman parte de la familia, son los grandes y nobles compañeros de grandes o pequeños, que con todas sus locuras alegran los días, pero a veces no se pueden incluir en todos los planes, en todas las salidas de paseo. Preguntarte qué hacer con mi perro si me voy de viaje es algo más que normal, ya que en algunas vacaciones ellos no podrán estar y eso sale de tus manos, así que te mostramos algunas alternativas para que estén en buenas manos cuando no puedas cuidarlos.

Actividades: ¿Qué hacer con mi perro si me voy de viaje?

  • Tu primer intento debe ser lo básico: Que un familiar lo cuide mientras tú no puedes hacerlo. Una de las cosas sobre qué hacer con mi perro si me voy de viaje es dejarlos en ambientes tranquilos y que conozcan, para que su comportamiento no les perturbe en nada, además, tu podrás viajar con toda la tranquilidad de saber que todo será como si estuvieran en su propia casa, no habrá ningún problema, solo vigila que tengas suficiente comida para los días en los que te ausentes, así hasta su peso se mantendrá.
  • Otra gran posibilidad son los hospedajes caninos, que algunas veces hasta pueden albergar a tus gatos, si los tienes. Son ambientes totalmente controlados, donde en la mayoría ni siquiera los mantienen encerrados, así que puedes estar tranquilo. Es importante que antes de llevar a tu perro y tomar la decisión, vayas a conocer el lugar para asegurarte de las condiciones, precios, también calculando el tiempo de la estancia.
  • A las personas más ocupadas, les funcionará muy bien lo que conocemos como «Dog sitting», para el que incluso existen aplicaciones para el móvil. Ellos se llevan a tus perros a sus casas para cuidarlos según la cantidad de horas que tú necesites, van autorizados por las aplicaciones así que puedes hacerlo con toda la confianza, ellos cuidarán de tu perro en condiciones inmejorables e incluso te lo pueden llevar hasta la puerta de tu casa en cuanto avises.
  • Saber anticiparte y ser planificada es la clave para saber qué hacer con mi perro si me voy de viaje, porque mientras lo hagas con suficiente tiempo, todo saldrá muy bien, solo tendrás que buscar a tu perro cuando llegues de tus vacaciones o viaje de trabajo.